Atención al ciudadano 901 100 077

“RECOPILATOR” VUELVE PARA RECORDAR A LOS GRANADINOS QUE DEBEN RECICLAR SUS PILAS GASTADAS Y CONSERVAR EL PLANETA

P6090007 -

Bajo el eslogan “Recicla las pilas y salva el planeta”, el Ayuntamiento de Granada en colaboración con Inagra ha lanzado una nueva campaña de concienciación y utilizando otra vez el personaje de “Recopilator” inciden en la necesidad de reciclar las pilas gastadas y así contribuir a cuidar el planeta, al gestionar correctamente un residuo considerado tóxico.

Bajo el eslogan “Recicla las pilas. Recarga el planeta”, esta nueva campaña impulsada por el área de Urbanismo, Medio Ambiente, Salud y Consumo, en colaboración con Inagra, pretende dar un paso más y no sólo facilitar información sobre la peligrosidad tóxica de este tipo de residuos, sino incidir en los beneficios que conlleva realizar este sencillo hábito de separar los residuos y depositarlos en los contenedores específicos para su correcto reciclaje.

Para facilitar el reciclaje de este residuos, el Ayuntamiento repartirá 20.000 cajas pequeñas de cartón para el hogar, con el objetivo de ir depositando en ellas las pilas y posteriormente trasladarlas a uno de los 276 contenedores que hay repartidos por la ciudad, 78 instalados en vía pública y el resto en comercios, colegios y entidades públicas.

El reparto se realizará un año más gracias a la colaboración de la Asociación de Vendedores de Prensa de Granada que distribuirán gratuitamente unas 10.000 cajas para pilas a los clientes que compre en sus quioscos, a partir de la semana del 19 de junio.

El concejal de Medio Ambiente, Miguel Angel Fernández Madrid, que ha presentado hoy la iniciativa ante los medios de comunicación, manifestó su “agradecimiento” al colectivo de vendedores de prensa y mostró la importancia de potenciar con distintas actuaciones el reciclaje de todos los residuos, pero en especial el de las pilas, al ser considerado un residuo potencialmente peligroso para el medio ambiente.

En paralelo, el Ayuntamiento repartirá otros 10.000 contenedores para pilas entre los escolares que participan en las charlas educativas medioambientales que imparte anualmente el Ayuntamiento en colaboración con Inagra, en todos los centros educativos.

Además, se va a realizar una campaña en la capital para facilitar contenedores pequeños de 20 litros a centros escolares e instituciones, así como a comercios, concretamente: talleres de relojería, establecimientos de electrónica y supermercados, facilitándoles además cajas pequeñas para depositar las pilas a aquellos establecimientos que ya tuvieran contenedor, al tiempo que se difundirá la campaña en los distintos medios de comunicación local y redes sociales.

En este sentido, Fernández Madrid animó a los comerciantes y centros escolares a solicitar este tipo de contenedores y facilitar así el reciclaje de pilas a los ciudadanos y escolares, ya que el Ayuntamiento está dispuesto a dispensar contenedores a los establecimientos que los soliciten a través de Inagra y “su única obligación es avisar a la empresa concesionaria cuando esté lleno para que le sea retirado”, añadió.

En estas fechas se cumple algo más de 4 años de las instalación de los contenedores para las pilas en la capital y las cifras de recogida se han ido incrementando de un año a otro, de hecho, en 2015 se retiraron 14.617 kg de pilas y en el 2016 las cifras ascendieron a 15.772 Kg,  casi un 8% más. Hasta abril de 2017 las cifras de pilas retiradas ya van por 5.980 kilos recopilados, con lo que “previsiblemente se volverá a incrementar la cantidad retirada el año anterior”.

Desde febrero de 2013 Inagra se responsabiliza de la retirada de los contenedores para pilas y a su vez la empresa concesionaria firmó un acuerdo con un gestor autorizado, la empresa ERP (European Recycling Platform), encargada de dar el tratamiento medioambiental adecuado a este tipo de residuo potencialmente peligroso para la salud y el medio ambiente, y colabora también en esta campaña.

El edil incidió en que “no hay que olvidar que las pilas más contaminantes de todas son las pilas botón por su alta toxicidad y por contaminar con mayor velocidad el suelo”.

Se estima que una micro pila botón de mercurio, como las que se usa en los relojes, puede llegar a contaminar unos 600.000 litros de agua, la pila alcalina unos 167.000 litros y la de carbón unos 3.000 litros de agua.

| 09. 06. 2017 | Enviar por Email

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando por la página web, consideraremos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra política de cookies Cerrar